miércoles, 28 de mayo de 2008

Vamos para el Norte

Viernes 23 de Mayo.

Esta vez los sapos motorizados viajan en 2 vehículos, la primera avanzadilla (Miguel y Loren) sale a las 16:00 hacia tierras burgalesas. Un poco más tarde, por motivos desconocidos, sale el segundo sapo-móvil hacia Burgos con el resto de los tripulantes.



- No Corman, en el coche no se fuma.

Y llegamos a nuestro destino, ahí estábamos, toda la familia al completo dispuestos a darlo todo. La sala era genial, momento de montar los instrumentos y probar sonido, el resultado… atronador.


Después de una hora de prueba los sapos estaban dispuestos a demostrar quienes son, pero antes... hay que llenar el estomago!


Las 23:15, empieza el concierto, no hay mucha gente, pero aun así los sapos tocaron como nunca.



Tengo dos cosas que destacar de este concierto:

La primera es cuando el Fer se tira al suelo para tocar desde allí... pero Miguel... ¿Por qué Miguel también estaba en el suelo? las malas lenguas dicen que se tropezó con el pezón de Fer.





La otra cosa a destacar es la foto del público cuando se subió en el escenario al final.

"Pienso en vosotros,
y comprendo vuestras dudas.
No me dan miedo vuestras miradas ni vuestros gestos,
me conmueve vuestra sonrisa,
y pienso en vosotros.
Y a veces escupo idioteces, y a veces las firmo!
Pero pienso en vosotros."

Miguel

Después del concierto, Loren se echo un amigo, se llamaba Jack (Daniels) creo recordar... estuvo con nosotros toda la noche de bar en bar.

Llegada a casa de la abuela del Corman (que estaba vacía, y que nos cedieron amablemente para ahorrarnos el hotel). No recuerdo bien la hora, pero creo recordar que entramos en silencio y en orden.


Lo que os voy a relatar en este momento tiene escenas de autentico terror, una lucha encarnizada, una batalla de vida o muerte… se trata del combate que disputó Fer contra el bocadillo de tortilla. Se hizo el silencio, ya no había vuelta atrás, un asalto, un solo golpe, un solo mordisco bastó para eliminar al bocata: "O para mi, o para nadie".


La noche en casa de la abuela de Corman fue un tanto singular...


Loren un poco contentillo moviéndose de habitación en habitación, Corman intentando dormir, Miguel con un cristo entre las sabanas...


Cuando todo parecía estar calmado, se escucha un ruido, abro los ojos, veo una sombra... creo saber quien es... en ese momento veo un miembro colgando a escasos centímetros de mi cara, mas impresionante fue la forma con que lo esquivé.



Sábado 24 Mayo, casa de la abuela. 11:15AM


Sapos madrugadores y leche con galletas, ideal para empezar el día!

Decidimos dar una vuelta y conocer un poco Burgos antes de partir.

Listos y preparados, allá vamos, con paso firme, sin prisa pero sin pausa… los 2 autos locos hacia Bilbo.

- Corman no, no fumes en el coche!


Tras una hora de camino, el hambre nos acechaba, alguien dijo en voz alta, podemos parar en un pueblo a comer algo... "Miranda de Ebro" tenía buena pinta.


Preguntamos en el peaje por un restaurante para comer... aun no se si nos indicaron mal o qué fue lo que pasó, pero… "Mochi, busca el restaurante en el GPS"


Cuando nos dimos cuenta estábamos en medio del monte sin saber que hacer. Llegamos a un pueblo con poco mas de 3 casas y preguntamos a un buen hombre que nos dijo que volviésemos por donde habíamos venido, así lo hicimos, volvimos a Miranda y buscamos un restaurante. Exquisita comida que se invitó el Fer, gracias!


Llegada a Bilbao, rápidamente encontramos la sala Bilborock. Coño!! si es una iglesia!! algo que no habíamos visto nunca… una sala dentro de una iglesia. Y el hotel? al ladito de la sala! de puta madre! El truco es: mientras vosotros probáis sonido, el Mochi y yo nos echamos una siesta!

22:05, se abren puertas. Me pongo en la taquilla a vender las entradas y ya de paso... “El Ake las vende” pues planto ahí el merchand... mientras, los sapos se preparan para otra actuación.

Magnifico concierto (imagino) al final no lo pude ver.

Cuando terminó, recogí el chiringuito y fui junto los sapos. Allí estaban en los camerinos con nuevos sapitos que vinieron de visita a la charca: Ruth y su novio, no recuerdo su nombre (Axel - el apunte de Mochi), sólo recuerdo el gran parentesco que tenía con Miguel (mide 2,02 m).


Una vez recogidos los instrumentos, incluso con el cansancio sobre nuestras espaldas, nos fuimos a dar una vuelta por la noche de Bilbo. El día no dio más de sí… sapos a dormir que mañana hay que regresar.





Domingo 25 Mayo. 11:30 AM

Todo el mundo en pie! nos metimos en un bar a desayunar, no tenían bollos no... Tenían aperitivos, tapas (pintxos vamos)... venga lo que sea que paga el Ake!


De regreso a Madrid fue un viaje tranquilo, sapos durmiendo…

- No Corman, no fumes en el coche!


Y esto es to, esto es to, esto es todo amigos!!

Croaccc!!!

A este paso Miguel va a llegar muy alto


Ake (sapo de colores)

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Ooooleee Ake! que bien narrado! Sabéis que se os quiere, no? Que grandes sois chavales! Ánimo, sois impresionantes!

Besazo graaande para todos!

*mo dijo...

jajajajajajajajajajaaaaaaaaaaaa!!!

Tengo varias dudas sobre el texto. Igual es por la espesura matutina, así que esta noche cuando vuelva lo volveré a leer y si sigo en las mismas... ya diré algo.

Aún así me he reído que da gusto. Qué bueno!

Voy a culturizarme! Un besín!

Anónimo dijo...

Qué bueno el relato de este finde. Joer, pero como os lo pasais, q envidia! y que pena no poder seguiros en la gira xq tiene que ser un puntazo veros. Y aunque como decís haya poco público... sin son animaos´q más da, no??! Enhorabuena por el discazo y la gira, que os lo estais currando y sabeis que teneis a mucha genete que os apoya y os quiere.
Croaaaac!!!!!!

Anónimo dijo...

Ake, guapo!

Anónimo dijo...

Jajajajajaja!!! Qué descojono de crónica!!!


Os parecerá una tontería, pero... qué ilusión hace que Ake nos nombre!! :)

(Sí, soy Ruth, jejeje! Pero no sé cómo escribir con mi nombre y tal...)

Fue GENIAL todo: el concierto, las fotos con los sapitos en el camerino, la cena :D___ las cerves...


UN BESOTE GORDO, sapitosss!!! Croack!!

Bicholevantacejas dijo...

Jops si no fuera por este blog... que ganas de poder ir algún concierto, a ver si consigo juntar a todos los Peñuteros y nos plantamos allí a montarla gorda.

Seguimos vuestros pasos... o vuestro saltos...

Muxu!!!

Chica Vudú dijo...

¡No puedo creerme que nunca hubiéseis visto la Bilborock! Y Camelot, la sala de Salamanca, también era una iglesia ¿eh? :P.

Un besote!